Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Sitios Patrimonio de la Humanidad en Sudáfrica

Sudáfrica cuenta con ocho sitios declarados como Patrimonio de la Humanidad. Las áreas, incluyen desde pasajes de gran valor natural, hasta zonas históricas y de valor cultural. A continuación, repasaremos todos ellos, sin duda, para tener en cuenta entre los destinos a visitar dentro de Sudáfrica.

 

Para empezar, el paisaje natural del Parque Nacional Richtersveld, un desierto famoso situado en la provincia Septentrional del Cabo, es Patrimonio de la Humanidad por la variedad de flora endémica que abunda en la zona.   En tono similar, en la provincia Occidental del Cabo nos encontraremos con Cape floral kingdon (región florística del Cabo) una de las áreas más ricas del mundo por su variedad de flora, y también protegida. Nuestra tercer zona Patrimonio Mundial es iSimangaliso con su zona costera protegida, denominado antiguamente como Greater St. Lucía Wetland Park.

La cuna de la Humanidad se encuentra en Sudáfrica, a consideración de expertos que encontraron en la zona Gauteng los yacimientos fósiles de homínidos más antiguos. Mapungubwe, en la frontera norte de Sudáfrica con Zimbabwe y Borstwana, es el elegido como Patrimonio Mundial como paisaje cultural, el antiguo reino más grande de todo África, antes de ser abandonado. Hoy es un extenso Parque Nacional. Más conocidos para muchos será Robben Island, la isla prisión en la que estuvo recluido Nelson Mandela, y que hoy es un símbolo de la lucha por la libertad, además de un museo a sólo 12 kilómetros de la Ciudad del Cabo.

Para finalizar, los dos últimos sitios Patrimonio de la Humanidad de Sudáfrica de éste listado son Ukhalamba-Drakensberg, un Parque Nacional al norte de KwaZulu Natal con uno de los mejores santuarios de vida silvestre, y por último, una verdadera rareza: el cráter de Vredefort, el paisaje que dejó un impacto de meteorito producido hace 2.000 millones de años, por lo que se considera el crater terrestre visible más antiguo .

Los ochos lugares que nombramos, reconocidos como Patrimonio de la Humanidad de Sudáfrica, bien podrían considerarse las ocho maravillas de un país sumamente atractivo por su historia, cultura y paisaje.